Lo que el yoga puede hacer por ti.

Lo que el yoga puede hacer por ti.

Lo que el yoga puede hacer por ti. Beneficios físicos del Yoga.

Mejora la flexibilidad: si eres constante notarás gradualmente una mayor flexibilidad y conseguirás realizar asanas (posturas) que te parecían imposibles en un primer momento.

Incrementa la fortaleza muscular y previene las lesiones de cartílagos y articulaciones.

Mejora tu postura.

Protege la columna vertebral: si tu práctica de yoga está bien equilibrada con diferentes asanas, torsiones e inclinaciones hacia atrás y hacia delante, ayudarás a los discos vertebrales a mantenerse en buen estado.

Mejora la salud de tus huesos: las posturas que requieren que sostengas tu peso corporal fortalecen los huesos.

Mejora la circulación de la sangre: el yoga también aumenta la oxigenación de las células, lo que hace que funcionen mejor, además, aumenta los niveles de hemoglobina y glóbulos rojos, que transportan oxígeno a los tejidos. También fluidifica la sangre al reducir la agregación plaquetaria.

Relaja tu sistema Nervioso.

 

Mejora tu equilibrio: la práctica regular del yoga aumenta la propriocepción, es decir, la capacidad de sentir lo que está haciendo tu cuerpo y la conciencia de tu cuerpo en el espacio.

Reduce la tensión de tu cuerpo: cuando practicas yoga, comienzas a darte cuenta de dónde acumulas tensión.

Mejora el drenaje linfático y sistema la inmune: Cuando contraes y estiras los músculos, mueves los órganos que ellos protegen y cuando entras y sales de las posturas de yoga, mejoras el drenaje de la linfa (un fluido viscoso rico en células del sistema inmune).

Aumenta la frecuencia cardíaca: la práctica del yoga reduce el ritmo cardíaco en reposo, aumenta la resistencia y puede mejorar la absorción de oxígeno durante el ejercicio, lo que constituye un buen indicador de mejora de la forma física.

Expande la capacidad pulmonar: los yoguis suelen inhalar menos veces y capturan más aire en cada inhalación, lo que es más eficiente y relajante. El yoga también promueve la respiración nasal, que filtra el aire, lo calienta (el aire frío y seco es más propenso a desencadenar un ataque de asma en personas sensibles) y lo humidifica, eliminando el polen y otras partículas insalubres que no deberían entrar en los pulmones.

¿En que consiste la clase? Te lo explicamos

60 min de Ejercicios de Asanas (posturas) orientados a trabajar un tema en concreto en cada sesión.

15 min en este tiempo hacemos relajación y ejercicios de respiración o meditaciones que potencien y cierren el trabajo realizado con la Kriya (serie de ejercicios físicos).